Laboramos en Horarios : De Lunes a Viernes 8 A.M a 6 P.M.
  Contacto : 809.226.8686 Ext. 4537

Evaluación integral de la pareja

Evaluación de la pareja infértil

Son muchas las variables que pueden influir en cada caso y no siempre la reproducción asistida es la única solución. En nuestra Unidad de Reproducción queremos que usted  pueda acceder a todas las posibilidades que ofrece la medicina reproductiva en la actualidad y poder abordar su problema desde distintas perspectivas.

Pareja infértil

Se define que una pareja presenta infertilidad al no lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales de forma activa sin ningún método de protección.

Se establece un año ya que está demostrado que después de este tiempo el 85% de las parejas deberían quedar embarazadas de forma espontánea.

Evaluación

La infertilidad es un problema de pareja, lo que implica un protocolo de estudio de ambos cónyuges, de forma integral, organizada y humana; Teniendo como objetivo descubrir la causa o causas de la infertilidad, establecer un pronóstico y ofrecer la terapéutica con mayores posibilidades de lograr un embarazo.

Dentro del protocolo de estudio inicial de la pareja infértil comprende los siguientes elementos:

  1. Historia clínica

En donde se efectúa un amplio interrogatorio a ambos, en el caso de la mujer se solicitan antecedentes heredo familiares de infertilidad, se revisan datos del estilo de vida como si fuma, duración, cantidad de cigarros por día, si ingiere alcohol de forma rutinaria.

A nivel de sus antecedentes personales patológicos, se revisa la presencia de ciertas enfermedades durante la niñez, antecedentes de hospitalizaciones, fracturas, cirugías, alérgicos, etc.

En el apartado de las cirugías es importante profundizar en los tipos de cirugía a que ha sido sometida, hallazgos, complicaciones durante o después de la cirugía, así como la confirmación del diagnóstico desde el punto de vista anatomopatológico.

Es importante mencionar que toda paciente en su etapa reproductiva debería ser considerado los abordajes quirúrgicos a través de la mínima invasión (laparoscopia o histeroscopia) ya que a través de estos métodos las posibilidades de que se produzcan adherencias son muy reducidas versus cuando se efectúa a través de la cirugía convencional (abierta).

En los antecedentes ginecológicos y obstétricos se enfatiza en las características del ciclo menstrual, duración y periodicidad, ausencia o presencia de dolor, se aborda aspectos de la vida sexual, antecedentes de infecciones como del tipo Chlamidya, gonorrea, etc.

Importante es consultar la fecha de su último estudio de citología cervical (papanicolau) antes de comenzar con cualquier opción terapéutica.

En los antecedentes obstétricos se aborda si ha habido antecedentes de embarazos, desenlace de este, hijos vivos, etc.

En el caso de los hombres el interrogatorio se enfoca si hay antecedentes de infertilidad de la familia, hábitos de fumar, ingesta de alcohol, consumo de marihuana, si ha tenido hijos con pareja previa, etc.

Es importante indagar acerca del ambiente laboral, antecedentes de la infancia acerca de algunas enfermedades como la parotiditis, antecedentes hospitalarios, traumáticos, quirúrgicos (hernioplastia, orquidectomia o cirugía del pene), etc.

  1. Examen físico minucioso

En donde se buscan datos físicos que nos pueda sugerir alguna patología sistémica, datos como presencia de hirsutismo (presencia de vello en áreas del cuerpo donde no suelen presentarlo las mujeres), agrandamiento de la glándula tiroides a nivel del cuello, presencia de secreciones por los pezones, exploración del abdomen en búsqueda de algún tumor o agrandamiento de algún órgano de manera anormal.

Se explora el área pélvica para evaluar la situación interna de los órganos reproductivos de la mujer, en busca de miomas, quistes ováricos, posición del útero, sensibilidad, etc. Terminando con la revisión de los miembros pélvicos (piernas).

En el hombre cuando se le efectúa la evaluación física, se centra principalmente en la exploración de las áreas inguinales, palpación de la bolsa escrotal (descartar varicoceles en sus formas leves)  y testículos, considerando el tamaño de estos, consistencia, presencia de zonas dolorosas, presencia o ausencia de los conductos deferentes; evaluar el pene, dimensiones, desviaciones, meato urinario, etc.

  1. Evaluación ultrasonográfica

A través de esta evaluación podemos obtener muchos detalles que se pueden pasar inadvertidos y complementarlos a la exploración física.

La vía ideal es a través de la vagina ya que este estudio presenta una excelente sensibilidad y especificidad diagnostica en comparación con la evaluación abdominal.

  1. Solicitud de estudios hormonales en la mujer

En caso que la paciente sea su primera visita de infertilidad, se solicitan estudios de laboratorio que serán complementarios para tener un mejor panorama y efectuar diagnósticos más precisos. Los estudios básicos para evaluar la situación endócrina reproductiva son FSH, LH, ESTRADIOL, TSH, TESTOSTERONA y PROLACTINA, estos estudios se solicitan en el día 2 o 3 del ciclo, entendiéndose que el primer día que se presenta la menstruación será el día 1 del ciclo.

  1. Histerosalpingografía (hsg)

Este es un estudio radiológico que nos permite evaluar la permeabilidad de las trompas, cavidad uterina y el cérvix.

Se efectúa al término de la menstruación (Día 5-8 del ciclo), se debe programar el estudio con el centro de radiología, presentándose en ayunas y siguiendo las recomendaciones que el médico radiólogo haya transmitido previamente.