Laboramos en Horarios : De Lunes a Viernes 8 A.M a 6 P.M.
  Contacto : 809.226.8686 Ext. 4537

Evaluación Laparoscopia e Histeroscopia

Laparoscopia

La laparoscopia es una técnica que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con la ayuda de una lente óptica. A través de una fibra óptica, por un lado, se transmite la luz para iluminar la cavidad, mientras que se observan las imágenes del interior con una cámara conectada a la misma lente. El mismo método permite intervenciones quirúrgicas, por lo que también se considera un sistema de cirugía de invasión mínima cuyo objetivo es curar o corregir enfermedades. El aparato utilizado se llama torre de laparoscopia y entra en el cuerpo a través de una pequeña incisión (habitualmente entre 0,5 y 1,5 centímetros).

Histeroscopia

La histeroscopia es un procedimiento clínico que le permite a un ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopia. Este procedimiento puede realizarse con fines de diagnóstico o para tratamientos de patologías intrauterinas y como método de intervención quirúrgica

El histeroscopio tiene un sistema óptico, por lo general conectado a un aparato de video y luminógenos transmitidas por fibras ópticas.

Procedimiento

El ginecólogo introduce un lente para ver el interior del útero; a esta lente se le puede conectar una cámara para ver la imagen en un monitor. La cámara, a su vez, se puede conectar a un VHS, grabador DVD u otro dispositivo de grabación de vídeo. La cavidad uterina solía distenderse con el uso de solución salina, sorbitol o una solución de dextrosa o de dióxido de carbono; en la actualidad se usa una solución fisiológica con mayor frecuencia.
Después de la expansión cervical, el histeroscopio se gua a la cavidad uterina para realizar la inspección.

Si se encontrasen anormalidades, se procede con el canal del histeroscopio por donde se pueden introducir instrumentos quirúrgicos especializados, como pueden ser tijeras, pinzas y electrodos bipolares, para operar en la cavidad uterina. Anteriormente, una intervención por histeroscopia se realizaba siempre bajo anestesia general, mientras que la histeroscopia diagnóstica con el uso de instrumentos de menor calibre y no invasivos, se realizaba sin anestesia. Sin embargo, hoy el día se han desarrollado histeroscopios de diámetro reducido (3mm) que permiten realizar intervenciones en la consulta sin la necesidad de anestesia, con una duración total del procedimiento de no más de veinte minutos.

Miomectomía

Ésta es una cirugía para extirpar los miomas uterinos y puede llevarse a cabo mediante laparoscopía o laparotomía (cirugía abierta). Recomendamos la miomectomía cuando existen miomas intramurales o submucosos que abarcan más del 25 por ciento de la cavidad uterina y obstaculizan por tanto la implantación del embrión.

Otra cirugía común entre las mujeres que buscan el embarazo es la reversión de ligadura de trompas, sin embargo, debido a las grandes ventajas de FIV frente a este procedimiento, hay casos en que no la realizamos.