Laboramos en Horarios : De Lunes a Viernes 8 A.M a 6 P.M.
  Contacto : 809.226.8686 Ext. 4537

Servicios de Genética

Diagnóstico genético preimplantacional o DGP

El diagnóstico genético preimplantacional, DGP o PGD de sus siglas en inglés, es en una técnica de prevención que se utiliza en reproducción asistida con la finalidad de detectar anomalías genéticas en los embriones. El primer paso es realizar un ciclo de ICSI para posteriormente hacer un estudio genético de los embriones y poder seleccionar así aquellos que sean genéticamente normales para transferirlos al útero.

¿Cuándo hacer un DGP?

El DGP supone una ventaja y, por ello, se recomienda en los siguientes casos:

  • Cuando los progenitores, o al menos uno de ellos, son portadores de alguna enfermedad genética hereditaria y acuden a consulta de asesoramiento genético.
  • Cuando los progenitores, o al menos uno de ellos, tienen el cariotipo (estudio cromosómico) alterado al ser portadores de alguna alteración cromosómica como translocaciones o inversiones.
  • Después de un fracaso repetido en diversos ciclos de fecundación in vitro convencional o ICSI.
  • Tras varios fallos repetidos de implantación del embrión.
  • Abortos espontáneos de repetición.
  • Edad materna avanzada (se recomienda a mujeres de más de 38-40 años)
  • Antecedentes de un embarazo aneuploide (número incorrecto de cromosomas).
  • Esterilidad masculina en casos concretos, como aquellos que en los que se requiere la obtención de espermatozoides del epidídimo o del testículo.

La aplicación del DGP también tiene, como el resto de técnicas de reproducción asistida, algunas restricciones legales.

Beneficios del DGP

Al realizar el DGP se puede lograr:

  • Aumentar la probabilidad de supervivencia del embrión, puesto que la genética embrionaria es adecuada
  • Reducir el riesgo de abortos espontáneos y abortos de repetición, ya que eliminamos aquellos producidos por anomalías cromosómicas
  • Conseguir información sobre la dotación cromosómica del embrión
  • Aumentar la tasa de embarazo

¿Por qué está indicado para mujeres de 40 años o más?

Los óvulos de estas mujeres ya no son de buena calidad y tienen un mayor riesgo de presentar alteraciones cromosómicas. Por lo tanto, hacer un DGP puede aumentar la tasa de embarazo, disminuir la tasa de aborto y evitar que el bebé tenga una enfermedad genética como el síndrome de Down.